La revalorización de un ícono del modernismo en la arquitectura latinoamericana, el Círculo Militar de Caracas.

Torres de El Silencio. Caracas. Arq. Cipriano Domínguez. Atrás Avenida Bolívar.

Venezuela ingresa tarde y empobrecida al siglo XX; entre otros motivos, por el retraso impuesto por el Dictador Juan Vicente Gómez (1908/1935) y su condición de país de escasa producción agrícola. No obstante, la llegada del petróleo, a partir, principalmente, del año 1914 mediante la explosión del “Pozo Zumaque I”, genera un “boom” economico que lleva a la migración a Caracas y principales ciudades, de miles de personas, de forma desorganizada. La capital, se convierte abruptamente en lo que denominara el reconocido arquitecto americano-croata Francis Violich, “una metrópolis instantánea”.

1914 Explosión del “Pozo Zumaque I”

El deseo de “modernidad”, se instaura en el ideario colectivo; y, también, en el Estado, el cual, promueve la construcción de grandes obras; a través de la utilización de la inmensa cantidad de recursos derivados de la explotación petrolera (se ha denominado “la palanca petrolera”), lo que genera todo un movimiento de planificación de espacios; y, mas tarde, de urbanismos (con carácter mas social), que conforman hoy día, elementos icónicos de nuestras ciudades.

En particular, durante el gobierno dictatorial del General Marcos Pérez Jiménez (1952/1958); y, su pretensión de grandiosidad, universalidad, orden, estabilidad; sobre todo, expresión de poder; y, además, búsqueda de permanencia en el tiempo, es mucha la infraestructura en las que el Estado actúa como modernizador, generando grandes cambios estructurales, no sólo en las ciudades, sino en el estilo de vida de los venezolanos. Ello, en conjunto con las nuevas necesidades, que nacían de la llegada de las empresas petroleras internacionales, que iban realizando un tejido urbano propio en las ciudades y sus campos petroleros.

Aunado a lo anterior, se quiere también generar cambios sociales mediante la construcción de inmuebles y espacios. Tal es el caso, de la necesidad de construir, para los citadinos, no sólo hospitales y áreas de servicios; sino también, centros de encuentro para el intercambio, que favoreciera la conformación de un verdadero conglomerado social. Los privados desarrollaban; a tales efectos, los clubes sociales (Club Táchira, Club Valle Arriba, Country Club, la Casa de Italia, etc.); y, el Estado, dirigido por un gobierno militar, lo hacía, para los miembros de las Fuerzas Armadas y sus Academias.

Valle Arriba Golf Club de Caracas. Arq. Americano Clifford Wendehack
Club Táchira de Caracas. Arq. Venezolano Fruto Vivas.
Country Club de Caracas. Arq. Frederick Law Olmsted (autor del Central Park de NY).
Casa de Italia de Caracas. Arq. Italiano Domenico Filippone

Es así como, le es encargado al reconocido arquitecto venezolano Luis Raimundo Malaussena (1900/1963), el diseño y ejecución del Círculo Militar de Caracas, que debía ser aledaño al “Paseo de la Nacionalidad”, enorme corredor (“promenade”)al estilo de los Campos Elíseos Franceses, destinado como Monumento a Los Próceres Venezolanos.

Vista aérea Paseo Los Próceres.
Monolitos del Paseo Los Próceres. Circuito de la Nacionalidad. Caracas.
Espejo de Agua Homenaje a Simón Bolívar. Paseo Los Próceres. Caracas.

Para el desarrollo de tan importante obra, el arquitecto, convoca a otros tres colegas de renombre internacional, quienes lo acompañan en la tarea: Federico Beckoff, Klaus Heuffer y K.P. Jebens.

De tal forma, que, a lo largo de 25 hectáreas de la “Hacienda Conejo Blanco”, fue construido el Círculo Militar de Caracas, que hoy integra todo un conjunto, el llamado “Circuito de la Nacionalidad”, conformado; igualmente, por el “Paseo Los Próceres”, y cercano al Cuartel Militar mas grande del país, “Fuerte Tiuna”.

Vista aérea del Circuito de la Nacionalidad. Observar Paseo Los Próceres y Círculo Militar de Caracas.
Vista aérea del Círculo Militar.
Vista lateral Círculo Militar desde el Paseo Los Próceres.
El Laguito del Círculo Militar de Caracas.

El Círculo Militar, responde mayormente al estilo arquitectónico del modernismo, imperante en el mundo desde 1936 a 1958, el cual, está caracterizado, por sus conocimientos de sus herencias y costumbres (al efecto, ver Pabellón de Venezuela en la Exposición Internacional de París del año 1937, diseñado por Luis Malaussena), con elementos internacionales. Expresa una intención de cambio unida con la tradición.

Ingreso al Círculo Militar de Caracas.
Vista lateral del edificio principal del Círculo Militar desde Fuente Monumental del Paseo Los Próceres.

El modernismo en sus tres expresiones mas comunes: neocolonial, “art déco” y eclecticismo, estuvo muy presente en nuestras ciudades.

La influencia neocolonial nos llega, por la tardanza en la independencia de países como Cuba en Latinoamérica y la existencia de colonias (como Puerto Rico); el “art déco”, por la incidencia de la Feria Internacional de París del año 1937 ; y, en particular, del “Pabellón Primavera”, francés (como comentamos en nuestro artículo sobre la “Casa Primavera”); y, el eclecticismo, representado; principalmente, por las obras de Carlos Raúl Villanueva (1900/1975), (arquitecto de la Ciudad Universitaria de Caracas, Patrimonio Mundial de la UNESCO, a partir del año 2000), quien, traía del exterior nuevas ideas, que complementó con su deslumbramiento por la luz y el color del trópico, que buscaba incorporar en sus obras.

Ciudad Universitaria de Caracas. Patrimonio de la Humanidad UNESCO.
Nubes de Calder. Aula Magna. Ciudad Universitaria de Caracas. Patrimonio de la Humanidad UNESCO.

El eclecticismo, también llamado por algunos “historicismo”, es un estilo que reúne elementos de tendencias anteriores y se caracteriza por su variedad, derivada del requerimiento de satisfacer una multiplicidad de necesidades distintas. Deja atrás al neoclasicismo, que establece uniformidad en sus cánones y lenguajes.

Es así como, el Círculo Militar de Caracas, es manifestación de una serie de expresiones que, de forma complementaria, conforman una obra de gran simpleza; a veces en sus líneas; y, de mucha majestuosidad en sus salones protocolares, al tiempo que se conjuga con la tradición, en espacios como “Las Caballerizas”.

Las Caballerizas del Círculo Militar de Caracas

Lo anterior, pone de manifiesto la trascendencia de rehabilitar el gran patrimonio que constituye el Círculo Militar; que, ya para el inicio de nuestro trabajo, manifestaba graves signos de deterioro.

En el año 2008, en mi condición de Presidente Fundadora del entonces Centro de Arte La Estancia (hoy PDVSA La Estancia), ente de propósitos especiales de la industria petrolera venezolana, con funciones de índole patrimonial, cultural y social; de la mano de la reconocida arquitecta restauradora Carmen Daly, miembro de organismos especializados en conservación del patrimonio cultural mundial, como ICCROM y fundadora del mismo en Venezuela, desarrollamos un hermoso Proyecto de Mantenimiento Extraordinario de los principales espacios oficiales y protocolares del Círculo Militar.

Nuestra acción tuvo por objeto la puesta en valor de la arquitectura moderna, haciendo énfasis en el reconocimiento de los sistemas constructivos y decorativos, la actualización de sus instalaciones, respetando su integridad fisica e histórica y promoviendo su permanencia en el tiempo.

Las áreas intervenidas fueron: el Lobby principal, la Oficina y Lobby de Presidencia, los Salones Protocolares Junín y Ayacucho; y, el de baile denominado Salón Venezuela; así como, los corredores abiertos y sus techos, los espejos de agua y el paisajismo.

Vista aérea del Círculo Militar de Caracas, donde predominan el Salón Venezuela y el Espejo de Agua del mismo con su pasarela abierta.
Salón Venezuela. Círculo Militar de Caracas.

Pasamos a continuación a listar las obras principales realizadas:

1: Restauración de maderas del Salón Venezuela.

2: Restauración de mármoles en pavimentos en Salón Venezuela pisos 1, 2 y 3

3: Restauración de pavimentos en accesos Salón Venezuela. Incluye mosaico de vidrio blanco y mármol negro.

4: Restauración de bronces en luminarias, pletinas y drenajes.

5: Restauración de pasamanos.
6: Remodelación de jardinera interior del Salón Venezuela.
7: Remodelación Espejo de agua Salón Venezuela.

8: Restauración Columnas exteriores acceso Salón Venezuela

Pasillo acceso Salón Venezuela. Círculo Militar de Caracas.

9: Restauración de bronces en cubiertas de acceso Salón Venezuela.

10: Restauración de acabados de maderas en accesos Salón Venezuela.

11: Remodelación lobby Presidencia.

12: Remodelación baños públicos de Presidencia.
13: Remodelación anexo Salón Ayacucho.

14: Sustitución de alfombras y saneamiento base de Carabobo y Ayacucho.

Salón Carabobo. Murales del pintor Pedro Centeno Vallenilla.

15: Construcción de nueva acometida eléctrica para Espejo de Agua.

16: Remodelación Integral Oficina de Presidencia.
17: Remodelación Integral Oficina de Vicepresidencia y Relaciones Públicas.ñ

18: Remoción de pavimento con reposición de mosaico de vidrio, Terraza Restaurant del Bar Caribe.

19: Restauración de Lobby Principal.

20: Obras preliminares de seguridad (Puertas de Vidrio).

21: Impermeabilización en techos.

Lo importante de nuestra rehabilitación fue, que se logró valorizar cada elemento patrimonial de la obra; y, también, actualizar sus servicios públicos y prestaciones.

Nuestra dedicación fue intensa, hasta el punto que, fue habilitada una oficina y centro de obra para nuestra arquitecta jefe y su equipo, quienes, al estilo del trabajo de los arqueólogos, iban identificando necesidades; e, incluso, haciendo descubrimientos.

En este sentido, vale la pena narrar la experiencia del Lobby del Hotel del Círculo Militar, en cuya restauración, fue apareciendo una fuente interna muy moderna para la época, al estilo de cortina de agua, que, incluidas su bombas y tuberías, había sido cubierta (desaparecida) en trabajos previos.

Entendimos también, la necesidad de dejar en los pavimentos, sus efectos del tiempo, porque la restauración implica justamente la mejoría del objeto, sin afectar su esencia original.

Fuimos retocando pavimentos de mosaicos de vidrio; revalorizando, uno a uno, los pasamanos de bronce de los Salones ( en especial, los del Salón Venezuela); trabajando las inmensas áreas de mármoles de los pisos; restaurando los listones de madera de los techos ondulados de los corredores externos; recuperando, una a una, las pequeñas lámparas de techo y los grandes candelabros y “chandeliers”; sustituyendo las viejas alfombras; actualizando los sistemas de bombeo de los espejos de agua internos y externos; valorizando los grandes murales ubicados en los Salones, como los del artista costumbrista, pintor de los Héroes de la Independencia, Pedro Centeno Vallenilla.

Lobby del Círculo Militar. Notar mobiliario, rehabilitación y retapizado.

Finalmente, los espacios rehabilitados, fueron redecorados manteniendo el estilo de su época; y, el mobiliario original de diseño danés que se mantenía; pudo recuperarse, cromarse en los casos necesarios y retapizarse, siguiendo las imágenes exactas de los archivos del Círculo Militar. En el Salón Venezuela o área de baile, caracterizado por la secuencia de sus ventanas de vidrio estilo “romanilla”, colocadas en serie, una detrás de la otra, procedimos a realizar un muy importante estudio sísmico estructural de altísima tecnología, para determinar la posibilidad; luego, negada, de colocar aparatos de aire acondicionado, adecuados a la nueva temperatura de Caracas.

Ventanales de romanilla del Salón Venezuela. Círculo Militar.

Ahora bien, uno de las situaciones que mas recuerdo, fue el grado de dificultad para la colocación de las cortinas y sus “doppio velo” del Salón de Baile, con las que fue muy difícil lidiar, porque implicó, entre otras cosas, la introducción en el sitio; nada mas y nada menos, de una gran grúa elevadora de las que se usan para cambiar los faros del alumbrado público, por la longitud de las ventanas, que tenían una medida de mas de 11 metros de altura, mas el area de las cenefas.

Interior del Salón Venezuela del Círculo Militar. Nótese la altura de los techos.

Mas tarde, también trabajamos en la preparación de un proyecto de nueva sede del Hotel del Círculo Militar, requerida, en virtud de su utilización como espacio de realización, no sólo de actividades para los militares y sus familiares, sino de celebración de Grandes Cumbres Internacionales; entre otras, las de UNASUR, las de la OPEP, las del ALBA, las de PETROCARIBE, etc., cuya ejecución fue pospuesta por el Estado Venezolano, por lo que, lo dejamos como aporte y mejoramos algunas áreas del hotel actual.

Área de la piscina del hotel actual del Círculo Militar de Caracas.

El Círculo Militar de Caracas es una joya arquitectónica que expresa una época y un estilo, el modernismo petrolero; que identifica un sentimiento, el de la identidad; que defiende un principio, el de la soberanía; que recuerda nuestra Gesta Emancipadora, la de Simón Bolívar, sus Batallas y héroes; que pone de manifiesto la grandeza de un país, Venezuela, cuyos verdaderos valores han de transmitirse a nuestros jóvenes, que quedan admirados ante su magnificencia para reconfortarse en su patriotismo.

¡Enhorabuena que hallamos podido realizar su recuperación, y haber contado con un instrumento privilegiado para ello; ahora, trabajemos todos por su cuido y mantenimiento!

--

--

Abog. SummaCumLaude. Doct. en Dcho. Prof. UCAB-UCV. NYU Cities and Urban Development. Pdte PDVSALaEstancia 8 años: arte y espacio público, social, cultural.

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
Beatrice Sansó de Ramírez

Beatrice Sansó de Ramírez

Abog. SummaCumLaude. Doct. en Dcho. Prof. UCAB-UCV. NYU Cities and Urban Development. Pdte PDVSALaEstancia 8 años: arte y espacio público, social, cultural.