La promoción y divulgación de las obras de nuestros Premios Nacionales de Artes Plásticas para la democratización de la cultura

La utopía de lo posible, tesis que inspiró nuestra gestión como presidente-fundadora de PDVSA La Estancia, brazo social y cultural de la industria petrolera venezolana (PDVSA), se basaba principalmente en mostrar la estética de nuestra modernidad en el mundo de las artes y ponerlo al acceso de todos.

En Venezuela, confluyeron felizmente las mentes artístico-creadoras más brillantes de América Latina en lo que al arte moderno se refiere.

La multiplicidad de nuestros paisajes (caribeños, andinos, llaneros, amazónicos, urbanos), la variedad de nuestra población (indígena, africana y española y canaria); y, luego, también la inmigración árabe (post Primera Guerra Mundial), europea( Post Segunda Guerra Mundial), Sudamericana (años de las dictaduras de Argentina, Chile y Uruguay) y mas tarde, la andino-caribeña (Perú, Ecuador, Bolivia, Colombia, República Dominicana y Haití), generó una mezcla cultural que tuvo sus expresiones en todas las manifestaciones culturales; y, muy particularmente, en nuestras artes plásticas.

Por otra parte, los ingresos petroleros permitieron que nuestras universidades tuvieran un alto nivel de enseñanza, se tuviera acceso a las mejores equipos, laboratorios, materiales y bibliotecas, y muchos venezolanos, pudieran trasladarse al extranjero para realizar sus estudios de especialización.

Nuestro sincretismo cultural y paisajístico, en unión de las experiencias enriquecedoras del estudio, los viajes, el conocimiento de otros mundos y culturas, influyeron en la generación de un un grupo importante de artistas, que han marcado el arte universal.

En París, que a partir de la Exposición Universal de 1900, se convirtiera en la “ciudad luz” para el desarrollo de las vanguardias, coinciden en los años 50, artistas plásticos venezolanos, que se habían trasladado para estudiar, conocer e intercambiar con artistas del mundo entero y probar suerte en las galerías y espacios de arte.

Un rol muy importante en esa ciudad lo tuvo la galerista Denis René, que con la exposición “Le Mouvement”, reúne por primera vez, artistas como Jesús Soto, Alexander Calder, Yaacov Agam, Jean Tinguerly y Pol Bury, convirtiéndose en la promotora del arte cinético y del abstraccionismo geométrico, sin la que, muchos reconocidos artistas del mundo habrían podido expresar su discurso; y, quien, al haber identificado la gran calidad de nuestros artistas (venezolanos) en el arte del siglo XX, les abrió sus espacios y su galería, y los apoyó en la divulgación de sus obras y posturas.

No en balde se crea en Venezuela el prestigioso Premio Nacional de Artes Plásticas, de entrega cada año al inicio; y, luego, bienal, surgido en paralelo en 1940, con el Salón Oficial Anual de Arte Venezolano y destinado definitivamente en 1947, mas que a declarar el resultado de un concurso, a reconocer los aportes de un artista a todo lo largo de su vida creadora.

Ahora bien, la trayectoria de los creadores expresa las características propias de su país de origen, de sus costumbres, de sus paisajes, de su gente. Por ello, principalmente, el público de su país, tiene el derecho de conocerlos y éstos, de transmitir hacia el mismo su espíritu creador. Se trata de una dación recíproca, que fortalece en ambos, el sentido de la identidad.

De allí, la necesidad de democratizar, no sólo el acceso al arte para el pueblo, sino el de los artistas de forma indiscriminada, sin favoritismos, exclusiones ideológicas, estéticas o de estilos, y presentarlos a un grupo importante de destinatarios.

Con la Gerencia de Cultura de nuestra institución, liderada en sus primeros 5 años por la brillante historiadora Luisa Díaz, con quien tuve el gran honor de contar, diseñamos un esquema que nos permitiría; por una parte, apoyar y presentar un grupo multifacético de artistas; y, por la otra, transmitir contenido a través de las muestras, que debían ser mas que una forma de entretenimiento, una oportunidad para generar en el público un encuentro educativo.

Es así como, partiendo del carácter patrimonial e identitario de nuestros artistas, uno de los programas expositivos que priorizamos y con mayor sentido y éxito, constituyó, el de la organización de exposiciones dedicadas a las obras de nuestros creadores que hubieren recibido el importante Premio Nacional de Artes Plásticas de nuestro país; pero que, por la celeridad cotidiana, el paso del tiempo o un olvido tácito o por omisión, dejaron de estar presentes a lo largo de los años posteriores a sus reconocimientos, en las salas nacionales, sea por efecto de las modas o de las mezquindades propias de los grupos sociales, de los que el mundo artístico no está exento.

De esta forma, tuvimos la satisfacción de poder homenajear en vida a reconocidos Maestros; la mayoría de los cuales, lamentablemente ya para este momento, han fallecido. La alegría y el entusiasmo vivido por cada uno, tanto en el proceso del montaje de sus respectivas muestras, como de su inauguración y posteriores visitas, sobre todo, por el hecho de la presencia abrumadora de visitantes de todas las edades y en su mayoría, de jóvenes, fueron los elementos que nos exigieron; por una parte, el cuido extremo de los detalles; pero, por la otra, la más genuina expresión de nuestra propia creatividad. Todo, por supuesto, de la mano, de los mejores curadores y museógrafos, especializados en las correspondientes tendencias e incluso en los específicos autores.

Fue así como en nuestras Salas, llevamos a cabo las exposiciones de los siguientes Premios Venezolanos, la mayoría de ellos, reconocidos internacionalmente:

Jesús Rafael Soto , Alejandro Otero, Omar Carreño, Mateo Manaure, Mercedes Pardo, Régulo Pérez, Luisa Richter, Saúl Huerta, Gabriel Bracho, Ramón Vásquez Brito, Alirio Oramas, Francisco Hung, Ender Cepeda, José Antonio Dávila, Manuel Quintana Castillo, Juan Calzadilla, Lía Bermúdez, Francisco Hung (El Chino).

Lo hermoso, es que no sólo, muchos de los homenajeados, se encontraran, para entonces, en vida; sino que, el resto, estuvo representado por sus hijos y familiares, que igualmente y con entusiasmo nos acompañaron en el íter completo de los respectivos montajes. Por ello, cada exposición, si bien desde nuestros humildes espacios, fue el fiel reflejo del espíritu de sus creadores y la muestra equilibrada de su obra, sin interés por resaltar etapa alguna, sino simplemente, con la intención de lograr transmitir en el público un encuentro con los Maestros y la identificación con sus propuestas.

De cada muestra, pudimos publicar un catálogo y en la mayoría, realizar un video explicativo de las obras, contentivo de las ideas y las declaraciones de los artistas, que fueron divulgadas también en las redes sociales, instrumento novedoso para la mayoría de los homenajeados y que los acercó al mundo de nuestros jóvenes.

.

Pudimos poner en evidencia cómo nuestros artistas estuvieron siempre a la vanguardia del hecho creador en el mundo, habiéndose, muchos de ellos incluso reunido entre sí para escribir Manifiestos, Doctrinas o Tesis, que cambiaron la percepción del arte universal, y generar a través de ellos un verdadero cambio social. Tal es el caso de “Los Disidentes”, conformados, entre otros, por Jesús Soto, Omar Carreño, Régulo Pérez, entre otros, quienes, contrariamente a la tendencia de la época, y estamos hablando de París, 30 de julio de 1950, consideraban a la abstracción y no sólo al arte figurativo o mural, como una expresión revolucionaria y de cambio sociocultural.

Muchas de las exposiciones vinieron acompañadas de la rehabilitación, construcción o colocación de las obras de algunos de ellos en los espacios públicos y en la modernización de sus entornos, como su iluminación Led y jardines. Tal es el caso, de la Esfera de Soto (también llamada Esfera Caracas o Esfera Solar), que luego de muchos años de total abandono y destrucción, rehabilitamos en distintas oportunidades (años ), para hacerla hoy uno de los íconos de nuestra ciudad capital. Igualmente, sucedió con la de Carlos Cruz Diez (Fisicromía a Doble Faz en Homenaje a Don Andrés Bello) y Abra Solar de Alejandro Otero, en la Plaza Venezuela, donde igualmente ubicamos, Pariata 57 de Omar Carreño. Así mismo, Los Cerritos de Mercedes Pardo y Alejandro Otero, en la Autopista Francisco Fajardo, o, el Mural Uracoa, de Mateo Manaure en la Avenida Libertador, entre otros.

La exposición de nuestros Premios Nacionales fue visitada por muchas personas, sobre todo, por niños y adolescentes que no conocían de sus obras, y que pudieron adentrarse en la ideología de los artistas, en sus pensamientos, en la realidad y los momentos históricos de nuestro país en que las obras fueron creadas; y, sobre todo, en el ser creador que constituyó cada uno de ellos, como instrumento de transformación social.

Con lo anterior, pudimos golpear el sectarismo en la escogencia de los homenajeados, y, realizamos para nuestros Premios Nacionales, un merecido homenaje como una forma de perpetuar sus grandezas en obras al publico .

El arte como expresión genuina de la especie humana, es una necesidad psíquico social y estética, que constituye un instrumento de formación de la conciencia de la identidad cultural en la población. Nuestras exposiciones sirvieron de catalizadores entre nuestros Premios Nacionales y las ideas del público, que buscaba y encontró en cada una de ellas, una la expresión de su arraigo cultural.

El recuerdo de las sonrisas de cada uno de nuestros Premios Nacionales y la mirada de perplejidad de nuestros visitantes, son para nosotros un alimento para el alma y el espíritu, que nos impulsan a seguir desarrollando un trabajo serio de investigación y acción para la transformación social y la mejora de la calidad de vida de todos.

--

--

Abog. SummaCumLaude. Doct. en Dcho. Prof. UCAB-UCV. NYU Cities and Urban Development. Pdte PDVSALaEstancia 8 años: arte y espacio público, social, cultural.

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
Beatrice Sansó de Ramírez

Beatrice Sansó de Ramírez

Abog. SummaCumLaude. Doct. en Dcho. Prof. UCAB-UCV. NYU Cities and Urban Development. Pdte PDVSALaEstancia 8 años: arte y espacio público, social, cultural.